Publicado el

Bolsitas de té para las semillas

Bolsitas de té

¡Buenos días Pistacheros!

Hoy os traigo un proyecto pequeñito pero muy resultón y muy útil para tener unas cositas muy «especiales» bien organizadas y conservadas. ¡Semillas de plantas aromáticas!

Como quizá muchos de vosotros, en casa tenemos un intento de huerto urbano. Un intento en el que pongo mucho empeño, eso si, y que intento cuidar lo mejor que puedo y se. Empecé con él hace unos años y, con mis victorias y fracasos, conseguí tener alguna que otra maceta decente; no de hortalizas, que se cuentan entre los fracasos, pero sí de aromáticas… y una tomatera. Sí, que solo tiene dos tomatitos cherry, pero son mi mayor logro y mi alegría. ¡Vivan los tomatitos!

Mis amigos se enteraron de que estaba interesada en tener un huerto urbano y aprovechando que era mi cumpleaños me dieron la sorpresa y me regalaron varias cosillas para comenzar en la jardinería. Que si guantes, pala, rastrillo, una jardinera y, claro, ¡semillas de un montón de cosas!. Y aunque me pese, han tenido que pasar algunos años para hacer algo para las pobres, tipo sobres o bolsas, para poder catalogarlas en condiciones y darles uso futuro.

La colección «Oh My Green« es perfecta para proyectos relacionados con la jardinería, primavera, huerto urbano o para los locos del verde. 

Como soy muy tetera, se me ocurrió la manera de mezclar la idea de las bolsitas de té con las semillas para poder tenerlas todas juntas en una misma caja.

Bolsitas de semillas

Al tratarse de productos orgánicos, quise mantener toda naturalidad posible, por eso no usé nada de pegamento, solo papel e hilo.

Para hacer los sobres doblé cada pieza de papel 23,5 cms de largo por la mitad, dejando un centímetro extra en la que sería la solapa para hacerle un bisel como el que tienen las bolsitas de té. Luego bordé los bordes de cada sobre con hilo de DMC usando el punto de pespunte, para que las piezas se quedaran bien unidas y no se escapara ninguna semillita por los huecos cuando los rellenara.

Acto seguido, se doblan los sobrecitos para que queden al tamaño que más cómodo os resulte y se atan con baker twine de color gris para imitar los sobres de té.

Para que podáis hacer vuestros propios sobrecitos de té (para semillas u otra cosica), os dejo mis medidas del proyecto:

Sobre –> 23’5 cms. de largo por  6’5 cms. de ancho (si usáis cizalla con medida anglosajona. en pulgadas serían 9′ 1/4 x 2′ 1/2 aprox.)

Etiqueta –> cuadrado de 2’5 cms. (en pulgadas = 1′ aprox.)

Espero que os haya parecido útil este post y que os sirva de inspiración para hacer vuestras propias bolsitas de té ¡A disfrutar con nuestras semillitas!  😉

Materiales

Publicado el

[Diario de Proyecto. Felicidad Café]: "20’s tea"

«20’s tea» es como quise llamar a la primera carta que hice para Felicidad Café. Como os dije, una de las ideas que tenía Marga para las cartas era que fueran de estilo vintage y de un París de los años 20 que, no sé a vosotras, pero a mi me enchocha.

En un principio, quería que todas las cartas siguieran un patrón -como anuncios antiguos- así que, hice un par de patrones con cartulinas viejas pero vamos, que del primer boceto al resultado final, hay un trecho bien hermoso.
De ahí a que pusiera en Facebook eso de: «De esto que tienes tu «#sketch» para #scrapbook ya hecho y cuando empiezas a usar el papel se te va al carajo porque te salen mejores ideas». True Story!.

Aquí, el antes y después. Desde la concepción inicial para hacer una visualización general hasta el resultado final. Para que se vea bien lo que primero fue y lo que conseguí.

sellos
Para «20’s Tea» hice dos sellos hechos a mano:
Por un lado, hice el sello de la taza, una taza de estilo victoriano que saqué de la página The Graphics Fairy -totalmente gratis-. Pero se quedó más sencillo que en la imagen, simplemente no aplicando el grabado para que se viera mejor el papel en el que estampé el sello.
El segundo sello fue el más original que he hecho hasta ahora, el poso de un vaso de café, para que diera un efecto descuidado y viejo a la carta.

PapelesLos papeles que usé para la carta fueron: «Tea Time», «Le fleur» y «Buttons a La Mode» y «Fashionista» de Graphic 45.

Fashionista
Fashionista

Decir lo que muchas ya sabéis es un poco recargar el post, pero los papeles -la gran mayoría- dan muchísimo juego a la hora de scrapear. Se puede usar el papel al completo o diversos elementos individuales que nos gusten del mismo. Por eso, en el caso de la carta «20’s Tea» para Felicidad café, desmigué el papel, lo deshice. Usé las tazas y flores individuales de la cara «a», por un lado y los bordes y rayado de la cara «b», por otro.

ComposiciónEstuve buscando alguna inspiración para las cartas, rebuscando entre antiguos anuncios de los años 20 en Pinterest (y de paso coleccionando) pero no hubo mucho material relacionado con el mundo del café, al menos no vi lo que yo quería encontrar.

Justamente, me fijé en un proyecto de Graphic 45 para realizar los primeros modelos de las cartas -arriba el sketch-. Iba a consistir en dos capas de papel estampado con varios elementos sueltos, sencillos y sin alzar mucho el proyecto en grosor. Los elementos iban a ser hexágonos imitando el panal de abejas y la tetera. Este último al final se quedó en la composición final pero…¿el panal de abejas? Todo se fue a freir monas cuando me puse a trabajar en serio con el material.
Por eso digo que, a veces, la improvisación es MUY buena por no decir que es lo mejor del mundo…ahí, ¡sin límites!. ¡Alegríaaaa!

Disculpad la calidad de las fotografías. En el momento de las fotos, o paraba de trabajar y perdía el ritmo o dejaba que salieran con demasiado brillo.

Insisto en la improvisación en el Scrap. Los patrones están muy bien, pero yo soy de las de «visualización difícil» por lo que, o me hago un croquis o voy a mi bola -como es costumbre en mí- . Así que me puse a cambiar y colocar de allí para acá trozos de papel y envejeciendo con tinta. Por que sí, TODAS las cartas, las 20, con sus pequeños elementos de papel, están envejecidos con tintas de bronce y cobre.

La carta está hecha para sorprender, pues de sorpresa se trata lo que sale de la tetera, bellas mujeres «de Roiboos» que están dispuestas a acompañar con un buen té o un buen café a quien levante la tapa que, por cierto, de la tetera salen motitas de humo rellenas de tazas de café, té y también teteras. ¡Grande!, ¡Grande el efecto! Me encanta.

Pues aquí la primera carta del Proyecto Felicidad Café. En breve la segunda carta que seguro que os gusta un…¡MONTONACO! y sin pistas, lalalala xD.

¡Espero que os guste!