Publicado el

[Diario de Proyecto. Felicidad Café]: "Aromas"

Chic@s hoy os presento la tercera carta de Felicidad Café: “Aromas”

Esta carta es la más sencilla de todas -¡hasta para hacer el post!-. Inspirada en viejos mapas, viejos libros e historias y en la España que viajó hasta el Nuevo Mundo y de dónde llegó hasta nosotros el Café.
No tiene boceto previo a la elaboración, lo hice “mentalmente” por su sencillez.

sellos
Exactamente igual que la anterior carta de Vintage Coffee (Clickear en el nombre) sólo he usado el sello de café pero esta vez entero y estampándolo por toda la cartulina.

Sello Café
PapelesNo usé papeles estampados de ninguna colección para esta carta salvo cartulina color “café con leche” -nunca mejor dicho- y 5 copias de un viejo mapa que me encantó. Es éste:

map old 2498 × 1834px
También usé las viejas páginas de un libro que mi novio me prestó tan cariñosamente (aunque luego resoplaba al verlo hecho trizas). Y la verdad es que nos dolió a mi amigo Nico -que me echó una mano con ello- y a mí porque nunca jamás hemos arrancado las páginas de un libro de lectura, y eso que se hizo cuidadosamente.

ComposiciónPrimero, estampé el sello entero por toda la cartulina color marrón, usando tinta de color verde. En concreto éste tipo de tinta que podéis ver aquí. Las tintas de Tsukineko son mis favoritas ♥
Después recorté los hemisferios del mapa completo y los pegué sobre la cartulina dejando, cuidadosamente, un pequeño bolsillo para meter recuerdos o papelillos varios. En el interior de la carta, doblé el sobrante de los hemisferios e hice lo mismo que la portada, dejé unos pequeños bolsillos.
¿Qué introduje en estos saquillos? cartas de la baraja españona y etiquetas (tanto en color crudo envejecido como cartas del mismo libro con el que forré el interior de la misma)

Como véis es la carta más sencilla y que menos trabajo tuvo. También fue la que más visualizada tuve y, por tanto, la que menos tiempo tuvo empleado.

Espero que os haya gustado esta sencilla carta para Felicidad Café.

^__^

Publicado el

[Diario de Proyecto. Felicidad Café]: Vintage Coffee

Muchos de vosotros habréis visto este cartel vintage hasta en la saciedad.

You Can Do It
You Can Do It

No me di cuenta de la relación entre “Vintage Coffee” y el cartel hasta que ya llevaba un largo camino hecho en todas las cartas. La similitud no es deliberada. Aún así, creo que el amarillo oro y el azul marino son colores básicos vintage -al igual que el ocre-. De todos modos, la culpa la tiene Graphic 45 y sus papeles xD.

Aquí os enseño el antes y después de ésta carta que, para variar -y salvo el efecto roto- no tiene “nah” que ver con el resultado final.

sellos
Para “Vintage Coffee” usé el mismo sello que para “20’s Tea”, el del poso de café (lo podéis ver aquí) con la intención de darle también ese toque viejo y de uso.
Otro de los sellos utilizados fue parte de un sello completo que compré en Creativa Valencia 2013 de la marca AladinE, jugando un poco con la temática y con la imagen que elegí para el conjunto. De hecho, me recordó a la película Grease al ver el resultado jajajaja.

Sello AladinE de café
¿Adivináis cuál es la pequeña imagen usada?

Papeles
Sólo he usado un tipo de papel estampado en éste proyecto: “Fashionista”, usado también en la anterior carta que presenté, “20’s Tea“. El fondo complementario a la carta es cartulina color gualda, que es el ideal para fusionar con el papel y hacer un efecto único.

Fashionista
ComposiciónLa idea de ésta carta me la dio el propio papel estampado. Como podéis ver, muchas figuras de mujeres de los años 20 empapan -literalmente- una de las caras del papel. Realmente, la propia paleta de colores de la carta es gracias a este papel.
Una de las cosas que he aprendido con este trabajo es que, los propios papeles que eliges usar, te dan pistas o te guían. Puede que suene muy cursi, pero me parece un pensamiento muy acertado.
Cómo habéis visto en el boceto de la carta, estaba clara la idea del rasgado -técnica que me gusta especialmente-. Por eso consideré que un fondo liso y de uno de los colores que, en menor medida, aparece en el propio papel. Quería exactamente dar la sensación de los antiguos papeles pintados de las casas antiguas y abandonadas.

El fondo liso de color gualda quedaba demasiado simple.
Cuando fui a hablar con Marga, me explicó lo que para ella era el Co-working de Felicidad Café; un lugar en el que la cultura, ya no sólo de razas/étnias si no la profesional, se iban a interrelacionar en un mismo espacio. Es decir, en ese espacio que es la cafetería-coworking fluiría el enriquecimiento personal y profesional a varios niveles.
Y qué mejor para la interrelación y el flujo de ideas o de apoyo profesional que el lenguaje y la comunicación.
Por ello, quise reflejar la idea en las distintas formas de decir “café” en varios idiomas: español, francés, alemán, japonés, finés, húngaro, ruso…Puesto que el idioma es el lenguage de un pueblo que puede compartir muchísimas cosas a través de la palabra.
Todas las palabras se escribieron con tinta de estilográfica azul marino. Ya que hablamos de un estilo vintage, que se hable de todo 😛

Como ya he dicho, el papel fue el que me enseñó cómo podía hacer la carta así que, el elemento principal del anverso es claramente parecido a cómo está impreso en el papel -tampoco es que diera a entender más- sólo que con la etiqueta de presentación de “Felicidad Café”.

1

Bueno, ¿Qué os ha parecido ésta carta?, ¿Os ha gustado? A mi chico le gusta especialmente ésta de las cuatro presentadas, dice que tiene mucha fuerza y mucha atracción. Supongo que desde fuera se ve de esta forma.

Buen comienzo de semana para tod@s! ^___^

Publicado el

[Diario de Proyecto. Felicidad Café]: "20’s tea"

20’s tea” es como quise llamar a la primera carta que hice para Felicidad Café. Como os dije, una de las ideas que tenía Marga para las cartas era que fueran de estilo vintage y de un París de los años 20 que, no sé a vosotras, pero a mi me enchocha.

En un principio, quería que todas las cartas siguieran un patrón -como anuncios antiguos- así que, hice un par de patrones con cartulinas viejas pero vamos, que del primer boceto al resultado final, hay un trecho bien hermoso.
De ahí a que pusiera en Facebook eso de: “De esto que tienes tu “#sketch” para #scrapbook ya hecho y cuando empiezas a usar el papel se te va al carajo porque te salen mejores ideas”. True Story!.

Aquí, el antes y después. Desde la concepción inicial para hacer una visualización general hasta el resultado final. Para que se vea bien lo que primero fue y lo que conseguí.

sellos
Para “20’s Tea” hice dos sellos hechos a mano:
Por un lado, hice el sello de la taza, una taza de estilo victoriano que saqué de la página The Graphics Fairy -totalmente gratis-. Pero se quedó más sencillo que en la imagen, simplemente no aplicando el grabado para que se viera mejor el papel en el que estampé el sello.
El segundo sello fue el más original que he hecho hasta ahora, el poso de un vaso de café, para que diera un efecto descuidado y viejo a la carta.

PapelesLos papeles que usé para la carta fueron: “Tea Time”, “Le fleur” y “Buttons a La Mode” y “Fashionista” de Graphic 45.

Fashionista
Fashionista

Decir lo que muchas ya sabéis es un poco recargar el post, pero los papeles -la gran mayoría- dan muchísimo juego a la hora de scrapear. Se puede usar el papel al completo o diversos elementos individuales que nos gusten del mismo. Por eso, en el caso de la carta “20’s Tea” para Felicidad café, desmigué el papel, lo deshice. Usé las tazas y flores individuales de la cara “a”, por un lado y los bordes y rayado de la cara “b”, por otro.

ComposiciónEstuve buscando alguna inspiración para las cartas, rebuscando entre antiguos anuncios de los años 20 en Pinterest (y de paso coleccionando) pero no hubo mucho material relacionado con el mundo del café, al menos no vi lo que yo quería encontrar.

Justamente, me fijé en un proyecto de Graphic 45 para realizar los primeros modelos de las cartas -arriba el sketch-. Iba a consistir en dos capas de papel estampado con varios elementos sueltos, sencillos y sin alzar mucho el proyecto en grosor. Los elementos iban a ser hexágonos imitando el panal de abejas y la tetera. Este último al final se quedó en la composición final pero…¿el panal de abejas? Todo se fue a freir monas cuando me puse a trabajar en serio con el material.
Por eso digo que, a veces, la improvisación es MUY buena por no decir que es lo mejor del mundo…ahí, ¡sin límites!. ¡Alegríaaaa!

Disculpad la calidad de las fotografías. En el momento de las fotos, o paraba de trabajar y perdía el ritmo o dejaba que salieran con demasiado brillo.

Insisto en la improvisación en el Scrap. Los patrones están muy bien, pero yo soy de las de “visualización difícil” por lo que, o me hago un croquis o voy a mi bola -como es costumbre en mí- . Así que me puse a cambiar y colocar de allí para acá trozos de papel y envejeciendo con tinta. Por que sí, TODAS las cartas, las 20, con sus pequeños elementos de papel, están envejecidos con tintas de bronce y cobre.

La carta está hecha para sorprender, pues de sorpresa se trata lo que sale de la tetera, bellas mujeres “de Roiboos” que están dispuestas a acompañar con un buen té o un buen café a quien levante la tapa que, por cierto, de la tetera salen motitas de humo rellenas de tazas de café, té y también teteras. ¡Grande!, ¡Grande el efecto! Me encanta.

Pues aquí la primera carta del Proyecto Felicidad Café. En breve la segunda carta que seguro que os gusta un…¡MONTONACO! y sin pistas, lalalala xD.

¡Espero que os guste!