Publicado el

Baúles para viajar con Curiosity de Alberto Juárez

Portada baules

¡Buenos días, Pistachericos!

Me gustan los baúles. Me pirran los baúles, sobre todo los antiguos. Tienen un halo de nostalgia que me engancha mucho. Será por la madera desgastada, el cuero viejo o los errajes de hierro negro, pero tienen algo que los hace especiales. Un algo que no solo nos habla de los viajes que han hecho en el espacio, sino también del viaje que hacen en el tiempo.

Antiguamente se usaban los baúles como nosotros usamos las maletas ahora, para transportar nuestro equipaje o mercancías varias. Baúles pesados y ornamentados que iban en la parte superior o trasera de los carruajes.
Los baúles también servían a modo de pequeños arcones donde guardar los secretos de los dueños: cartas, joyas, objetos de personas queridas. Muchos incluso tenían compartimentos secretos en el fondo o en la tapa para tal fin.

Baúles para transportar recuerdos, secretos y nostalgia.

Desde la adolescencia he ido coleccionando cajas de madera. Caja que veía y me llamaba la atención, caja que comparaba o que cogía. No tenía muy claro para qué iba a usar tanta caja, pero si que sabía que, tarde o temprano, acabarían decorando mi casa.

La colección perfecta para hacer un proyectos de estas características es, sin duda, “Curiosity” de Alberto Juárez: misterio, botánica, insectos y si, curiosidades, todo lo que representa la época de los grandes viajes en carruaje o barco de vela. Y para bordar la decoración, sus preciosas letras de madera, Typeset.

Y como estoy hablando precisamente de baúles de viaje, he querido que estas cajitas fueran como tales objetos antiguos, con sus correas típicas de las maletas y sus sellos de los lugares visitados.

“Curiosity”, la colección para recordar. 

Las cajitas de madera están forradas de piezas individuales de papel (recortadas a mano, calcando la silueta de la propia caja), sin usar máquinas de corte y aplicando las piezas con cola de encuadernar o cola blanca de la que tenemos en casa para madera, siempre que sea de acabado translúcido. Ya sabéis que siempre que peguéis dos superficies de distintos materiales debéis aplicar el pegamento en la superficie más porosa, en este caso, la madera.
Los cantos envejecidos con distress “walnut stain” (mi color favorito para envejecer) le dan el toque justo de antigüedad y desgaste. Un toque sutil, de uso, de añoranza, un toque añejo.

No tiene gran trabajo de base en cuanto a tiempo se refiere, es rápido de elaborar, pero si queremos tener una pieza única, la decoración tiene que ser también única y perfecta. Y ahí es donde entran vuestros gustos y vuestra imaginación.

En mi caso, cada cajita es diferente: Curio, Maps, Travel.

Curio

Cajita con fondo de estampado floral, con etiquetas de viajes, hoteles y animales exóticos. Porque los viajes son para explorar, para conocer, para atesorar vivencias, para descubrirse a uno mismo. Y para todo eso hace falta una gran curiosidad.

Maps

Destinada a los mapas, a los exploradores, a todos aquellos con pasión por los nuevos descubrimientos, para los que tienen un Julio Verne en su interior. Y para los viajeros místicos, porque no todos los viajes requieren comprar un billete, ¿verdad?.

Travel

El gran baúl de los recuerdos. Donde se guardan los tesoros más valiosos o las fotos de los seres queridos que han formado parte de nuestro propio viaje, decorado como una combinación de los baúles más pequeños.

Y así he creado tres baúles para poder guardar todo de lo que os he hablado, mis tesoros, mis vivencias. Sin máquinas, con mis manos y con todo mi corazón volcado para darle a Curiosity un uso más que especial. ¡Gracias Alberto por esta preciosidad!

Esperamos que os guste y que dejéis comentarios sobre lo que os ha parecido este post.

Besicos Pistacheros.

 

Materiales y Recomendaciones

Publicado el

¡WachiReto! ¡Oh, verde Navidad!

¡Muy buenas pistacheras y pistacheros!

¡Felices Fiestas, Feliz Hanuka, Feliz Navidad, Feliz Yule! ¡Felices seáis con lo que celebréis! 

Para celebrar estas fechas tan especiales con vosotros hemos pensado en hacer un pequeño reto con el que compartir nuestro arte y nuestra ilusión. A todos nos gustan las felicitaciones navideñas, ¿Verdad? Esas postales que recibimos de familiares que año tras año dedican unos minutos a escribir unas líneas para nosotros aunque haga muchísimo tiempo que no nos vemos. O las que nos envían los amigos especiales que por motivos ya no tenemos cerca, quizá porque se hayan mudado o porque los hayamos hecho nosotros. ¿Y qué me decís del snail mail? Nada como dedicar un momento de cariño a realizar una postal nosotras mismas para luego enviársela a esa penpal scrapera que la está esperando con un montón de ilusión. El snail mail es un arte en si mismo y por eso queremos dedicar este WachiReto navideño a esta práctica navideña tan molona.

Las bases del reto son sencillitas, como nos gusta a nosotros, que para complicarse la vida ya están otras cosas, ¿no?

Bases del WachiReto ¡Oh, verde Navidad!

  • Para participar tenéis que enviarnos una felicitación navideña en el formato que más os guste. Un christmas, una tarjeta, una LO… ¡Lo que queráis! ¡Siempre y cuando sea algo molón y navideño! ¡Porque molar es wachi!
  • La felicitación navideña tiene que ser única y no puede haberse presentado en un concurso anterior o haber ganado un premio.
  • El tema de la felicitación debe ser navideño y el color principal debe ser el verde. Queremos que estas Navidades estén llenas de esperanza e ilusión y el verde es el color que representa esos sentimientos mejor que cualquier otro. Verde que te quiero verde, verde viento, verdes ramas, que decía el poema de Lorca. Además, ¡es nuestro color favorito!
  • ¿Cómo podéis enviarnos las felicitaciones? Pues por email a: info@wachipistachi.es. enviarnos dos o más fotos de la felicitación con la que queráis participar para que podamos verla en toda su molonería. Conforme vayan llegando las felicitaciones, las iremos publicando en una galería de fotos aquí en el blog. ¡Ah, importante! Adjuntarnos vuestro blog para que todos os puedan conocer a vosotros y lo que hacéis ^_
  • El WachiReto empieza hoy mismo, día 4 de diciembre. Y termina el 20 de diciembre. Tenéis dos semanitas para preparar vuestras felicitaciones y enviarlas. El viernes 22 anunciaremos a la ganadora, con el Gordo de Navidad.
  • Aunque nos encantaría que pudierais participar todas nuestras seguidoras, incluso las del otro lado del charco, solo podemos hacer envíos nacionales, por lo que la participación está limitada a nacionales, lo sentimos : /
  • ¿Y el premio? Pues es este kit navideño que incluye:
Kit navideño "Navidad en el Bosque"
Kit navideño “Navidad en el Bosque”

Y estas son las bases para participar. ¿Fácil, eh? Si aún tenéis alguna duda, podéis contactar con nosotros por correo, en redes (Facebook o Instagram) o a través de este formulario que os dejamos aquí:

Y si necesitáis un poco de inspiración para vuestras felicitaciones, os recomendamos a nuestras favoritas del snailmail:  La Sonrisa Cerativa,o Sami Garra.

¡Ahora si que si! ¡Animaos a participar, que esperamos vuestras felicitaciones con mucha ilusión navideña! ¡Un abrazote, pistacheras!

 

Galería de Participantes

Publicado el

Otoño en casa

¡Buenos días Pistacheros!

Queremos saber si pudísteis leer ya nuestro artículo de Otoño de hace unos días. En el os dábamos algunas ideas para decorar vuestra casa y prepararla para la temporada. Si no es así, en el renglón de abajo os dejamos el enlace.

POST –> “De lo hermoso, hermoso es el Otoño”

Hoy os queremos traer otra idea, pero esta vez de nuestra propia cosecha. Como sabéis, llevamos tiempo decorando y organizando nuestro estudio / scraproom para dejarla medio decente o medio ordenada, ya que empezamos a acumular materiales, herramientas e ideas  😉

Para organizar nuestros materiales que teníamos en el carrito hemos creado unos cajonicos de papel texturizado usando un molde que encontramos en PINTEREST y que ha sido guardado desde el portal de Blitsy. Aquí os lo dejamos:

Plantilla para cajita

De base, usamos nuestras cartulinas tintadas en masa de Mahé y los papeles 15 x 15 del stack de “Farmer Markets” y los die-cuts de la misma colección que contiene una gran cantidad de elementos que usar para la decoración.

Hicimos 7 cajoncitos con las medidas exactas para un mueble de madera con robustas lejas que conseguimos en un outlet. Así se quedaron una vez termiandas:

Los cajoncicos están hechos directamente con la cartulina y con el objetivo principal de guardar materiales de poco peso. Si tenéis en mente organizar materiales más pesados, os recomentamos reforzar las cajitas con cartón gris de 0’5 o 1mm.

Materiales

(disponibles en la tienda)

Esperamos que os haya gustado esta idea y que aprovechéis al máximo la plantilla para hacer vosotros vuestra versión ♥ Esperamos verlas, ¿eh?.

Besitos Pistacheros.

Fuente de imagen de cabecera: LIA SELINA

Publicado el

Creando Recuerdos

Creando recuerdos

¡Saludos, Pistacheros!

Este va a ser un post algo diferente a lo que os tenemos acostumbrados y muy, muy personal. Os voy a hablar de algo muy importante que me ocurrió hace unos meses, con el corazón en la mano y los ojos húmedos. Supongo que con lo que os voy a contar, muchas os vais a sentir identificadas o pensáis lo mismo que yo. Sinceramente, espero que así sea. Mi idea en esta entrada es contaros cómo de importante es para mi crear recuerdos con el scrapbook. 

Recopilación de fotografías antiguas

Hace ya unos meses que falleció un familiar especialmente importante para mí: mi querida abuela Lola, la persona por la que me pusieron mi nombre y que ha sido una segunda madre para mi. Resulta que estuve -y estoy- atrapada en un sentimiento contradictorio entre la alegría y la tristeza porque aunque se nos fue, lo hizo después de una vida muy larga y, aunque dura, muy feliz. Estoy en un estado de paz y de incertidumbre pero, sobre todo, sumergida un periodo de recreación de constantes recuerdos. Además los estoy intentando crear a velocidad frenética; vamos, estoy recopilando fotos de su vida y de mi vida con ella, y cuantas más, mejor, para poder hacer todos los álbumes, layout y virguerías de papel posibles, habidos y por haber.

Creemos que nuestros seres queridos van a vivir para siempre. A veces, cuando pasamos el tiempo con ellos, no lo valoramos como debería valorarse, o quizás sí y por ello hacemos fotos, para mantenerlos siempre en el recuerdo, momentos atrapados en el ámbar de las imágenes. En cualquier caso, cuando se van y dejan el vacío en nosotros, queremos tenerlos constantemente cerca. Día tras día. Por eso, el scrapbook tiene un valor muy especial al margen de la elaboración manual de álbumes u objetos, de la creatividad o de la artesanía.

Es sentimentalismo puro y duro.

Recopilando fotos para un mini álbum

Y todo esto me ha venido a la mente porque el otro día quise buscar fotos de mi abuela en un disco duro de cuando era adolescente y me encontré con que el “bicho” no funcionaba. No quería dejarme ver qué fotos conservaba desde hacía tanto tiempo. Me vino el pensamiento de que está muy bien esto de la tecnología, de tener las fotos en formato digital porque… ¿y si hay un incendio en casa? Pero ahora me encuentro en la tesitura de que puede que el disco duro tuviera fotos de mi abuela y es posible que no las pueda recuperar. Lo suyo habría sido imprimirlas y haber hecho un álbum para tenerlo siempre en casa y recordarla como se merece, con amor.
Lo que os quiero decir es que no dejéis de lado la tradicional fotografía para recordar a nuestros seres queridos. Animaos, imprimir vuestras fotos y crear algo bonito, desde el corazón y para que siempre os ayude a recordar, a contar vuestras historias y vivencias.

El scrapbook es esencialmente eso mismo: una forma de contar historias y cuentos, es revivir momentos una y otra vez y es también amar, ¿por qué no?

Por eso, me despido con esta reflexión::  El scrapbook es un cofre del tesoro para la memoria.

Gracias por leer mis sensiblerías y ¡A soplar dientes de león!

¡Besicos, amorcicos!

Publicado el

[DIY] Letras y, ¡más letras!

Cabecera Letras y más letras

¡Hola, holita pistacheros!

No sé si os ha pasado alguna vez lo de:

“NO TENGO ABECEDARIO PARA SCRAPEAR ESTA LAYOUT”

Tenemos los abecedarios adhesivos hechos polvo o sin apenas letras para usar y no, no queréis mezclar tipografías porque ese trabajo es híper especial y queréis que se quede perfecto.

-“¡Qué follón! ¿Qué hago yo ahora?”-

Pues es relativamente fácil haceros con un buen surtido de letras de todos los estilos, colores y tamaños, echando mano de vuestra Silhouette Cameo, Big Shot (o alguna de las “tropecientas” máquinas de corte existentes en el mercado y que seguro que tenéis) o pedirle a alguien si os hace el favor de haceros alguna tipografía que seguro que sí ¡Amigas para que os quiero! :mrgreen:
De hecho, esta entrada va principalmente dirigida a personas como Lola, gente que en mitad de un proyecto están tan concentradas que lo que menos les apetece es encender la máquina y ponerse a diseñar letras (o a cortarlas si ya tienen el diseño hecho).

baile-de-letras

También nos podemos hacer con un buen surtido de frases hechas, esas que siempre nos vienen genial para rellenar ese hueco vacío, tapar ese puntico de pegamento de más o colocarlo porque nos da la gana y ¡chimpún!. Una idea que lanzamos es la de los días de la semana para nuestros project life o miniálbumes de viajes.
dias-de-la-semana
En el caso de las letras sueltas, nuestra recomendación es usar chipboard de bajo gramaje para poder darle a las letras un poco más de consistencia o durabilidad. También da relieve, ¡relieve!. ¡Se acabaron los trabajos planos! :mrgreen:

Siempre viene bien tener varios tipos de embellecedores y en abundancia para trabajar cuanto más a gustito, mejor.
Es algo de lo que nos hemos dado cuenta a lo largo de todos éstos años: el estar concentrados en un trabajo y tener que troquelar siluetas o letras tenía un efecto negativo, el desconcentrarnos: ¿Qué letra elijo?, ¿Qué escribo?, ¿Qué pongo aquí?. ¿No os ha pasado alguna vez?

El troquelar una frase y poder repertirla 3 ó 4 veces os ahorrará tiempo en el futuro y si veis que no las vais a utilizar, siempre las podéis regalar a alguien que lo necesite o intercambiarlas por otras que os gusten más 😉
¡Animaos a usar el hastag #intercambiascrap y crear comunidad! 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esperamos que os haya gustado este post y que no os volváis muy locatis con las letras y vuestra máquina. Recordad darle un respiro XD

Y si no tenéis máquinas de corte o nadie que os pueda hacer el favor… Siempre podéis haceros con alguno de los alfabetos, básicos y temáticos, que tenemos disponibles para vosotros justo AQUÍ.

¡Hasta la próxima entrada, pistacheros!

Publicado el

El baúl de los 30

Cabecera de El Baúl de los 30

¡Hola Pistacheros!

Con esto de estar rozando los 30, una tiene ya el síndrome de la morriña. Todo me da nostalgia, todo lo quiero conservar y todo lo quiero rescatar. Es curioso como, cuando éramos más jóvenes, nos quejábamos del “ains, esto en mi época…” de nuestros padres y abuelos. Yo no sé vosotros, pero Antonio y yo les estamos siguiendo el paso: primero fue una Gameboy original de mi cuñado, los Playmobil de mi infancia o los cómics de superhéroes de los 70 de la suya. Y así, suma y sigue…

Por eso me propuse hacer un proyecto/regalo que me pidieron hace unos años: Un baúl de los 30 –sin canción incluida- en el que la persona en cuestión podía guardar sus fotos más especiales. Fotos de su infancia, de sus compañeros del colegio, de los amigos de su adolescencia y, ahora, también, fotos de sus hijos.

Baúl cerrado

En el interior guardé varias fichas individuales a modo de bolsillo en el que se podían pegar las fotos o cualquier otro recuerdo que mereciera un hueco en este especial baúl.

Fichas "Lucille"

Una de las cosas que más me gustan de estos baúles es que recuerdan a aquellos antiguos gabinetes de viaje que se usaban a finales del siglo pasado. Una maleta de viajes rescatada de otros tiempos… ¡Llena de recuerdos! Que no falte el toque vintage ^_^

Mango vintage

Para este trabajo, usé la colección “Lucille” de Basic Grey, una colección que mezcla un poco la temática de la costura y de los antiguos recortes de periódicos o magacines con estampados vivos de colores brillantes.
Recuerdo que compré algunos papeles en Creativa Valencia 2013 y me encantaron por la calidad del papel. Gramaje alto, muy resistentes y fáciles de usar para todo tipo de trabajos. ¡Un 10!

Así una treinteañera pudo tener un mini baúl de los recuerdos para guardar y mantener a buen recaudo esos detalles que no nos gusta que se queden en el olvido.

¿Qué os ha parecido? Podéis dejar un comentario abajo para que tampoco se nos quede en el olvido vuestra impresión 😉

¡Hasta la próxima pistacheros!