Publicado el

De aniversarios va la cosa ♥ Packaging Creativo.

La verdad es que no sé cómo empezar éste post que no es ni Scrapbook ni Papercraft. Más bien roza el modelismo de reciclaje.

Uhm…quizás por el principio.

La primera vez que escuché la palabra «Bioshock» fue por el 2008-09, me lo enseñó un amigo y la verdad es que pintaba de lujo. Pero ahí se quedó la historia y no volví a saber de éste juego.

¿Qué es Bioshock? Es un juego que sacaron para PC, XBox y PlayStation. Ambientado en los años 50-60 con una estética DieselPunk y arquitectura Art Decó, que fueron los motivos por los que éste juego que me absorbió el seso.
Juego en primera persona dónde humanos -ya no tanto- que se han vuelto psicópatas, por culpa de una sustancia adictiva, te van dando el coñazo por medio juego y un tipo por una radio te dice que tienes que salvar a su familia y ni contar las vueltas que te da por la cuidad -que está sumergida bajo el agua-. *Os lo cuento a grosísimo modo por si alguien lo juega, no vaya a ser que le haga spoiler.
Parece una locura, pero la historia tiene un trasfondo realmente interesante y utópico.
Lo que viene a ser un agobio para el que no es jugador habitual de éste tipo de juegos en primera persona, tampoco lo recomiendo a personas con sensibilidad a imágenes macabras (Vengo de jugar a juegos como la saga Doom, Heretic, y varios juegos de zombies para el que quiera saber)

rapture

Luego empecé a salir con mi actual pareja, allá por Febrero del 2010, que comenzó llenándome la cabeza de pájaros con el estilo Steampunk y ya de paso, algunos de los amigos que heredé de él, sobre el DieselPunk. ¡Dichoso momento!. Os podéis imaginar hacia dónde fueron esos pájaros, ¿no? Empezamos a hablar del juego, a pasarlo, a disfrutarlo como niños pequeños… ¡Como auténticos niños pequeños! Una cosa lleva a la otra, ya sabéis.

El caso es que, llevamos saliendo juntos ya 4 años y 7 meses y quise rendirle un pequeño homenaje a todos éstos años ♥. Éste fue mi regalo para él:

Bioshock manipulación

Una caja que simula el suelo de losa de Rapture (la ciudad bajo el mar) con una jeringa de Eve -una sustancia que potenciaba una serie de poderes genéticos- famosa en el juego y una de las imágenes características del mismo. Todo hecho a mano desde el comienzo.

¿QUE USÉ?

Principalmente materiales reciclados como: Una botella de agua, tapones de bebida, pajillas de beber, caja de cereales, caja de café y el botón de un bolígrafo.
Materiales plásticos:
-Distress Paint: tarnished brass, brushed powter, antique bronze (metálicos) y salty ocean.
-Distress Ink: Black Shoot y Evergreen Bough.
-Pintura en Spray: negro, turquesa y verde.
-Pasta para juntas.
-Pasta de modelar.
Materiales orgánicos: Una caja de cartón de café -en reciclados-, piedras, arena de playa y cartón gris para las letras y cartel.

Al cartel «Feliz 4º Aniversario» le dí caña con mix-media. Apliqué varias capas de pasta de modelar y texturicé con vendas (Idea que tomé de mi amiga Cristina de «Susurros y Otras cositas calladas«) pintándolo de oro y bronce con Distress Paint y el Evergreen de Distress Ink acuarelándolo para que penetrara por donde la esponja incorporada del Distress Paint no podía llegar.

Prácticamente, ¡eso es todo!. Un trabajo intenso que me ha costado rascarme las ideas para reciclar y del cual he aprendido mucho. Básicamente, a ver cosas útiles donde creemos que no las hay.

Os dejo unas fotos sobre los detalles del proyecto y la foto final ANTES de que se me fuera la pinza con el photoshop 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Espero que os haya gustado y que os animéis a decirle a esa persona especial lo mucho que la queréis con un trabajo hecho por vosotr@s que, en esencia, de ésto trata el Handmade.

Un beso a todos 😉

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Publicado el

[DIY] Washi Tape Notebook.

Empecemos con un:

11
Mucho mejor, sin duda ♥

¿A cuántas de vosotras os ha pasado eso de quedaros con retales de washi tape reutilizables que no sabíais dónde pegar? Si no os ha pasado, desde luego sois más organizadas que yo.
No sería la primera vez que me quedan trocitos de washi tape aprovechables después de un proyecto o de un craft y que no sé dónde colocar. ¡Pero ya se acabó!

Hace un tiempecillo pensé en hacer un pequeño block de notas para guardar todos los pedacitos de cinta que me iban sobrando, o simplemente guardar algunos a modo de recordatorio en caso de que se me gastaran que, con esta cabeza de piñón que llevo sobre los hombros, se me olvidarían todos los modelos xD.

Washi Tape Note-book

Esta vez pensé en reciclar todos los trozos de papel de scrap que me han sobrado de los anteriores proyectos y hacer una libreta apaisada entretejiendo los papeles para hacer una especie de redecilla o cestilla. En cualquier caso, cuanto más colorido, mejor.
En el interior he colocado varias hojas de papel vegetaldel que se usa para cocinar y que está un poco encerado-. El papel vegetal encerado es bastante útil para trabajar con el washi tape, bien para darle el uso que le he dado yo, como para hacer formas como podéis ver aquí. Luego, en las tapas interiores he colocado papel Kraft reciclado de un regalo, que se complementaba bastante bien con el resto de variopintos colores.
Como decoración, a parte de los clásicos botones y el elemento de madera ligeramente blanqueado, me apetecía usar otros elementos naturales que llevo guardando desde hace tiempo. Para la libreta, usé agujas de pino y una estrella de anís bastante olorosa. Creo que le da un toque rústico y natural muy bonito.

¡Por cierto! Es la primera vez que uso en un proyecto mi vieja máquina de escribir que nos regaló mi tío hace años mil. Pero me encanta porque pude conseguir cintas de doble color por dos duros y ahora ya puedo hacer cositas de forma más «auténtica», clásica.

Aquí os dejos unas pocas fotillos más para que veáis mejor el notebook.

¿Qué os parece? Espero que os guste mucho ^___^

Besines!