Publicado el

Archivador Steampunk para sellos acrílicos [Mix Media]

¡Buenos días Pistacheros!

Lo que os venimos a enseñar hoy es un trabajo al que le teníamos muchas ganas. De esas ideas que se quedan en el tintero y tardan en salir. Este post tiene que ver con la organización de los materiales de scrapbook. 
No sabemos si os pasa a vosotros pero eso de inventar nuevas formas de organizar nuestras cositas de la scraproom nos trae locos.

A lo largo de todos estos años se nos han ido acumulando montones de sellos acrílicos guardados en su paquete original, con el adhesivo inexistente y sobeteados a más no poder. Se hacen de notar especialmente en esos momentos puntuales en los que tu escritorio es un Ragnarok en toda regla, no consigues encontrarlos y los acabas por dar por perdidos.

Solución: El compendio I de los sellos acrílicos

Hemos creado un pequeño archivador desde cero, para poder almacenar y ordenar todos nuestros sellos. Desde las fundas individuales para cada colección de sellos hasta la estructura del archivador.

Para hacer las fundas usamos la Fuse Tool de WRMK. Gracias a esta maravillosa herramienta pudimos hacer fundas a medidas para cada colección de sellos usando láminas de piel de sapo, las de toda la vida para los folios 😉 .

Para la estructura usamos el tradicional cartón gris forrado de tela de lino sobre la que hemos elaborado varias capas en mix-media. Para ello, hemos utilizado diferentes materiales y técnicas:

Distress ink y distress crayons para envejecer los cantos y darle pinceladas de colores rasgados. Así le dimos un aire grunge y gastado.
– Elegimos unos stencils de textura adamascada para aplicar pintura en algunas zonas de las tapas y de forma desperdigada. Tanto la textura como los colores envejecían el lino y nos daban el efecto raído, antiguo y maltrecho que buscábamos.
– Usamos también stencils con pasta de modelar y máscaras de estarcido para crear relieves y texturas y que los colores que posteriormente aplicados resaltaran aún con más fuerza.

Para decorar el resto de la estructura y añadir mas detalles usamos:

Stencils de cartón. Hace tiempo hicimos unas ruedas mecánicas con la madera prensada de Silhouette y decidí reciclar los sobrantes colocándolos como fondo de soporte del conjunto decorativo.
Mica flakes (copos de mica). Los polvos de mica son muy usados en la modalidad de mix-media porque son muy fáciles de dispersar con agua y de trabajar. Los copos de mica son, al menos para nosotros, un material atractivo para crear efectos en relieve.
Tiny beads (bolitas diminutas) que comúnmente se usan para decorar las uñas en los centro de belleza (o en la casa de cada uno) y que serían los primos pequeños de las clásicas bolitas de abalorios que se usan para hacer joyería. Son también un complemento ideal en mix-media, sobre todo si deseáis crear vuestras texturas con geles, gessos o pasta de modelar lisa.
Elementos decorativos metálicos. Reciclar todo lo que puedas está muy bien sobre todo cuando te encuentras en la ejecución de una idea como ésta. Además, si un objeto en metal no te gusta, siempre puedes darle tu toque con técnicas de customización usando pastas, geles, gessos o pinturas acrílicas de efecto mate.
– De la Colección “Steampunk Debutante” (nuestra favorita sobre casi cualquier otra colección de scrapbook) usamos algunas de las imágenes que veis en portada y las letras del lomo y, como soporte para las fundas, el mecanismo de anillas que es un útil muy a tener en cuenta a la hora de hacer cuadernos o archivadores porque es muy cómodo y permite añadir o quitar páginas en cualquier momento.

De esta manera, crearemos una colección de archivadores-organizadores para nuestros sellos acrílicos, de caucho e, incluso, los creados por vosotros mismos con el carvado de sellosy siempre con nuestro estilo personalizado. :mrgreen:

¡Esperamos que disfrutéis de esta idea tan sencilla, creativa y práctica para organizar vuestros materiales de scrapbook!

Gracias por leernos y recordar que podéis dejar comentarios o sugerencias sobre qué os ha parecido el post y nuestros productos!

Publicado el

¿Dónde está mi Munchkin?

¡Hola Wachi Pistacheros!

Pues sí, esta fue la frase del año en 2015 y 2016: “Lola, ¿Dónde está mi Munchkin?”. Un amigo me pidió hace un par de años que le elaborara una caja para el juego de cartas  “Munchkin” y la cosa se alargó un poco.

MunchkinDespués de una desastrosa primera versión con una caja de madera y restos de papel cutre por todos lados que no vamos a enseñaros, se me ocurrió “la caja v. 2.0” que, además, era reciclada.

Para quien no conozca el juego, Munchkin está ambientado en explorar mazmorras, luchar contra monstruos ridículos y recuperar tesoros y equipo hilarantes. En una época de gnomos con problemas, trolls cortitos de mente, caballeros en apuros y princesas guerreras. Todo muy medieval pero visto desde el prisma del humor más absurdo. Por lo tanto, ¿qué tipo de caja podría haber hecho? Lo primero que pensé fue: “Tiene que ser en mix-media” y, como siempre, ahí me lancé a la aventura de hacer una caja cuyo principal elemento fuera la textura, utilizando para ello varias técnicas.

El proceso de elaboración fue el mismo que en el proyecto de la botella gótica, o las varias etiquetas que hice para el reto de Tim Holtz “12 tags of 2015”. Empecé con una base de papel de seda bien arrugado para crear una textura de fondo irregular y gastada. Me gusta esa forma de crear fondos; es una técnica rápida, sencilla y muy vistosa que deja una textura de arruga muy “retro”.


A parte del uso de la pasta de modelar (que es un básico en el mix-media), el verdadero reto en este proyecto fue mezclar y aplicar varios tonos y colores de tintes y pinturas acrílicas para dar varios efectos sobre el fondo de textura marrón y beige. Para resaltar el efecto de ladrillos irregulares, por ejemplo, hice varias manchas con stencils de tim holtz, usando azul, negro y violeta que fui mezclando entre sí con un pincel de depósito para dar luces y sombras y hacer variaciones 😉

Como novedad en este trabajo, usé el “crackle accent”, hermano gemelo del ya clásico “glossy accents” de la marca Ranger. Este glossy especial craquela aquello en lo que aplicas el producto, dejando una superficie “rota y agrietada”. ¡Efecto vintage a tope!

Esperamos que os haya gustado esta entrada y os haya servido de inspiración. ¡Gracias por leernos!

Besines Pistachines.