Publicado el

Steampunk Packaging

packaging

¡Muy buenas pistachos nuestros!

Esta semana os traigo un repost sobre un packaging supermolón que hice hace ya algunos años. Fue un proyecto muy especial con muchísimo cariño porque era la caja para un regalo. ¡Espero que os guste tanto como me gustó a mi hacerlo y a mi pareja recibirlo!

¡Vamos allá!


Lo de que me gustan el diseño y el arte Steampunk es algo que seguro que todos sabéis ya. La culpa de esta afición la tienen en parte mi novio y su pasión por éste estilo. Vamos, que entre su gusto por lo retro industrial y el mío por la época victoriana, se juntaron el hambre con las ganas de comer.

Hasta ahora los regalos de aniversario que le he hecho han sido complementos para hombre de estética Steampunk, algo así como un ajuar retrofuturista. Y ¿qué es lo que hace una aficionada al scrapbook y el cartonaje cuando tiene que hacer un regalo? ¡Pues un packaing molón a juego! ¡Ea!

El primer packaging que hice fue esta pequeña cajita en la que venía el regalo: unos gemelos hechos con las letras de una máquina de escribir antigua, de esas con las teclas redondas. La reciclé (porque originalmente la caja era de cartón craft y ya) Quedé bastante satisfecha para ser de mir primeros intentos y la publiqué en el blog en el que participaba antes. Blog que se ha perdido con el paso de los años.

Regaloa
Este tercer año de relación quería hacer algo mucho más a lo grande y algo más espectacular. Lo primero que tenía claro, por supuesto, que tenía que ser una caja. “¿Una caja cuadrada con tapa?. Bueno, puede ser una opción“. Pero me machaqué los sesos un poco y me vino la inspiración “vitrinil”. ¡Sep! Una vitrina para colgar. Pero una vitrina hecha por mí desde cero, ¿eh? Aquí las cosas hechas con cariño se hacen al 100%.

Os dejo las medidas por si queréis hacer vuestra propia vitrina ; P

Medidas

*Nota: Cuidado a la hora de elegir el pegamento. Ni en broma uséis cola blanca porque vais a estar horas y horas intentando que se pegue y se va a quedar fatal. ¡No! Cola blanca, ¡mal! Siempre es mejor utilizar cola de encuadernar, especial para este tipo de trabajos, mucho más flexible y resistente que la cola blanca. Personalmente aconsejo la de los chicos de CarrotCake, que es una pasada.

Los materiales que he usado en éste proyecto han sido:
-Cartón corrugado para la estructura, para que aguante bien los rigores del tiempo.
-Papeles de la colección “Steampunk Debutante” de Graphic 45 (para mi desgracia, descatalogada)
-Brads/clavitos de Prima Marketing INC.
-Die-cut de la misma colección de Graphic 45.
-Lazos de raso que me regalaron con la colección de papeles.
-Abecedario color negro estampado con pentagrama de Basic Grey.
-Pasamanería de la tienda Bazar X de Cartagena.
-Botones metálicos.
-Embellecedores de madera con forma de engranajes mecánicos.
-Plumas de pavo real (aquí en Cartagena, en el Castillo de la Concepción, hay un par de familias de pavos reales bastante generosos en cuanto a “tirar amablemente” plumas por todos los jardines -para que yo las recoja, por supuesto-).
-Bisagras de 4’7 cms.

Todo este proyecto fue creado desde el principio con muchísimo cariño para quien lo iba a recibir y creo que se nota bastante en el acabado final. Si bien no es perfecto… ¡Qué más da, me encanta!

Sinceramente, espero que lo disfrutéis y valoréis.

Besetes Pistachines! ; P

Publicado el

¡Feliz día del Scrapbooking!

 

All You need is...

Pues sí, hoy es el día internacional del scrapbooking y cómo no, yo vengo a enseñaros el proyecto que les hice a las chicas de Eventos Bambú para el curso de Scrapbooking de la pasada semana.

Lo hice pensando en ellas, porque no tenían mucha idea de las técnicas básicas con las que se podía hacer scrapbooking. De hecho, escribiendo ésta frase acabo de caer que, realmente scrapbooking se puede hacer con cualquier cosa que tengas a mano, hasta la ficha de dominó más perdida de tu casa. Lo importante en Scrap es la CREATIVIDAD e IMAGINACIÓN, tengamos ésto muy claro.

El proyecto fue un álbum recopilatorio de las técnicas más básicas o, dicho de otra forma, con las que empecé yo a scrapbookear. Creo que hoy es un día muy bueno para enseñároslo.

 

Inicialmente, hice una cajita con ventana. ¡Me encantan las ventanas en los proyectos! Y puede ser un gran elemento sorprendente.

Como he comentado antes, la idea principal era hacer un pequeño “book” de técnicas pero quise hacerlo más rebuscado de manera que el álbum está unido al envoltorio, como una flor que esconde su polen entre los pétalos.

dentro de la caja
En el interior, hay varias páginas decoradas con los distintos tipos de técnicas y elementos decorativos, entre ellas, la roseta y el girasol hecho a mano (nada de cameo)

También hice una plantilla casera para decorar fondos, ¿Adivináis cuáles son? ;P

Espero que os haya gustado y que también estéis disfrutando de éste maravilloso día de descuentos en tiendas, sorteos y concursos de Scrap.

Besines MUY pistachines 😉

Publicado el

The "Eventos Bambú" chronicles

Título como sacado de entre libros polvorientos de una biblioteca moderna -por el nombre- abandonada en pleno sigo XIX es el que tiene esta nueva entrada al blog (toma castaña freak). Una entrada bastante especial.

Veréis, hay quien tiene en su vida a una chica yeyé pero yo me he topado con las “Chicas Bambú”. Hagamos un Flash-back a la entrada “Taller de carvado de sellos en La Otra Casa” cuando os dije que había conocido a dos hermanas granaínas que tenían una empresa de eventos llamada Eventos Bambú“. La cosa tenía más miga. ¡Y HOY HA OCURRIDO POR FIN!

¡Qué no falte de nada!
¡Qué no falte de nada!

No quiero pegarme el mocorrio como diría mi amiga Carica, pero desde que me levanté ayer hasta hoy mismo he estado emocionada por haber realizado mi primer curso intensivo de scrapbook para empresas.

Después de llegar con todos los bártulos cargada, haber saludado a Ani, colocado todo, volver a casa para recoger un par de cosas, presentaciones y de charla, he comenzado con una explicación de materiales básicos con los que podrían contar las chicas para sus encargos. Sin embargo, la clave de éste curso no era sólo materiales sino técnicas básicas con las que las chicas podrán envolver de encanto y gancho sus proyectos -y también que experimenten-. Y todo ésto entre bizcocho hecho por mí y batallitas que contar. Me gusta decir que hemos congeniado bastante bien y tenemos muchas cosicas en común 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Nota: Algunas fotos son prestadas por: Eventos Bambú (Instagram)

¿Sabéis? creo que lo bueno de impartir talleres y cursos son las caras de los alumnos (en este caso alumnas) que ponen cuando ven lo que se puede hacer con dos papeles y cuatro tintas. ¡Eso es una satisfacción enorme! Y más sabiendo que las alumnas se van a casa con ideas frescas para seguir mejorando en su negocio. ¡Enorme!

Espero que cuando apliquen las técnicas sus clientes queden más que contentos, yo estoy convencida de que van a liarla pero bien 😉

Desde aquí les vuelvo a mandar buenos deseos igual que ellas me los han dado a mí, para que nuestros caminos tengan buenos éxitos.

¡¡¡¡Besos para todos y que tengáis buen fin de semana!!!!