Publicado el

Steampunk Packaging

packaging

¡Muy buenas pistachos nuestros!

Esta semana os traigo un repost sobre un packaging supermolón que hice hace ya algunos años. Fue un proyecto muy especial con muchísimo cariño porque era la caja para un regalo. ¡Espero que os guste tanto como me gustó a mi hacerlo y a mi pareja recibirlo!

¡Vamos allá!


Lo de que me gustan el diseño y el arte Steampunk es algo que seguro que todos sabéis ya. La culpa de esta afición la tienen en parte mi novio y su pasión por éste estilo. Vamos, que entre su gusto por lo retro industrial y el mío por la época victoriana, se juntaron el hambre con las ganas de comer.

Hasta ahora los regalos de aniversario que le he hecho han sido complementos para hombre de estética Steampunk, algo así como un ajuar retrofuturista. Y ¿qué es lo que hace una aficionada al scrapbook y el cartonaje cuando tiene que hacer un regalo? ¡Pues un packaing molón a juego! ¡Ea!

El primer packaging que hice fue esta pequeña cajita en la que venía el regalo: unos gemelos hechos con las letras de una máquina de escribir antigua, de esas con las teclas redondas. La reciclé (porque originalmente la caja era de cartón craft y ya) Quedé bastante satisfecha para ser de mir primeros intentos y la publiqué en el blog en el que participaba antes. Blog que se ha perdido con el paso de los años.

Regaloa
Este tercer año de relación quería hacer algo mucho más a lo grande y algo más espectacular. Lo primero que tenía claro, por supuesto, que tenía que ser una caja. “¿Una caja cuadrada con tapa?. Bueno, puede ser una opción“. Pero me machaqué los sesos un poco y me vino la inspiración “vitrinil”. ¡Sep! Una vitrina para colgar. Pero una vitrina hecha por mí desde cero, ¿eh? Aquí las cosas hechas con cariño se hacen al 100%.

Os dejo las medidas por si queréis hacer vuestra propia vitrina ; P

Medidas

*Nota: Cuidado a la hora de elegir el pegamento. Ni en broma uséis cola blanca porque vais a estar horas y horas intentando que se pegue y se va a quedar fatal. ¡No! Cola blanca, ¡mal! Siempre es mejor utilizar cola de encuadernar, especial para este tipo de trabajos, mucho más flexible y resistente que la cola blanca. Personalmente aconsejo la de los chicos de CarrotCake, que es una pasada.

Los materiales que he usado en éste proyecto han sido:
-Cartón corrugado para la estructura, para que aguante bien los rigores del tiempo.
-Papeles de la colección “Steampunk Debutante” de Graphic 45 (para mi desgracia, descatalogada)
-Brads/clavitos de Prima Marketing INC.
-Die-cut de la misma colección de Graphic 45.
-Lazos de raso que me regalaron con la colección de papeles.
-Abecedario color negro estampado con pentagrama de Basic Grey.
-Pasamanería de la tienda Bazar X de Cartagena.
-Botones metálicos.
-Embellecedores de madera con forma de engranajes mecánicos.
-Plumas de pavo real (aquí en Cartagena, en el Castillo de la Concepción, hay un par de familias de pavos reales bastante generosos en cuanto a “tirar amablemente” plumas por todos los jardines -para que yo las recoja, por supuesto-).
-Bisagras de 4’7 cms.

Todo este proyecto fue creado desde el principio con muchísimo cariño para quien lo iba a recibir y creo que se nota bastante en el acabado final. Si bien no es perfecto… ¡Qué más da, me encanta!

Sinceramente, espero que lo disfrutéis y valoréis.

Besetes Pistachines! ; P

Publicado el

[DIY] Washi Tape Notebook.

Empecemos con un:

11
Mucho mejor, sin duda ♥

¿A cuántas de vosotras os ha pasado eso de quedaros con retales de washi tape reutilizables que no sabíais dónde pegar? Si no os ha pasado, desde luego sois más organizadas que yo.
No sería la primera vez que me quedan trocitos de washi tape aprovechables después de un proyecto o de un craft y que no sé dónde colocar. ¡Pero ya se acabó!

Hace un tiempecillo pensé en hacer un pequeño block de notas para guardar todos los pedacitos de cinta que me iban sobrando, o simplemente guardar algunos a modo de recordatorio en caso de que se me gastaran que, con esta cabeza de piñón que llevo sobre los hombros, se me olvidarían todos los modelos xD.

Washi Tape Note-book

Esta vez pensé en reciclar todos los trozos de papel de scrap que me han sobrado de los anteriores proyectos y hacer una libreta apaisada entretejiendo los papeles para hacer una especie de redecilla o cestilla. En cualquier caso, cuanto más colorido, mejor.
En el interior he colocado varias hojas de papel vegetaldel que se usa para cocinar y que está un poco encerado-. El papel vegetal encerado es bastante útil para trabajar con el washi tape, bien para darle el uso que le he dado yo, como para hacer formas como podéis ver aquí. Luego, en las tapas interiores he colocado papel Kraft reciclado de un regalo, que se complementaba bastante bien con el resto de variopintos colores.
Como decoración, a parte de los clásicos botones y el elemento de madera ligeramente blanqueado, me apetecía usar otros elementos naturales que llevo guardando desde hace tiempo. Para la libreta, usé agujas de pino y una estrella de anís bastante olorosa. Creo que le da un toque rústico y natural muy bonito.

¡Por cierto! Es la primera vez que uso en un proyecto mi vieja máquina de escribir que nos regaló mi tío hace años mil. Pero me encanta porque pude conseguir cintas de doble color por dos duros y ahora ya puedo hacer cositas de forma más “auténtica”, clásica.

Aquí os dejos unas pocas fotillos más para que veáis mejor el notebook.

¿Qué os parece? Espero que os guste mucho ^___^

Besines!

Publicado el

[Creativa Valencia 2013] Se abren las puertas

Era un hecho a voces. “Salón Creativa” era una meta desde hace un año más o menos; desde lo leí por primera vez en “De Scrapbooking”.

Yo reservé para el día 20 las entradas. Ese día, nos levantamos tempranísimo para no quedar de los últimos y así poder coger una de las bolsas de Creativa que, por lo que me enteré allí mismo, daban números limitados. Tuvimos que hacer, mi novio y yo, méritos para con el metro y tranvía que nos llevarían a Feria de Valencia. Me pareció complicaíllo pero llegamos en tiempo casi récord.

Fue en la puerta de entrada dónde nos dieron las bolsas y después toooodo un recinto vacío para nosotros. En diez minutos ya no sería así. Mis ojos no daban a basto, miraba para todos lados y cada vez veía cosas mejores: washi tapes, telas, más telas, decoupage, y al fin, ¡los stands de scrap!. Mi novio tuvo que decirme varias veces: “Lola, por favor, vámonos a desayunar, estoy desmayado” ¡Pobrecito!

Daba gustazo pasar por los pasillos. No duraría mucho.
Daba gustazo pasar por los pasillos aunque no duraría mucho

Dimos un vistazo inicial, aprovechando el poco flujo de personas por los pasillos de la Feria, anotando precios y productos para ya después arrasar con todo lo necesario.
Comenzamos nuestra visita en los primeros puestos, que eran de patchwork y mercería. Me sorprendió especialmente la cantidad de botones de mil formas y materiales: Madera (incluidos las ramas del árbol sin tratar), plástico y tela. Sobre telas, mejor no digo nada, aquello era un mundo de telas para patchwork y crafts, impresionante. Me sorprendió ver muchísimos puestos con retales de tela por un euro. Para monederos, escuches, fundas, etc…era lo más indicado.

En el mismo pasillo nos encontramos con una de las marcas más importantes de Scrap a nivel europeo, AladinE que me sorprendió mucho por dos razones: El chico que explicaba cómo hacer embossing (una técnica superchula y práctica) y cómo usar las tintas “watermark” con demostraciones y plantillas ya hechas, y por la cantidad de material vintage que tenían.
Yo había conocido la parte infantil de la marca en las tiendas de Murcia que tienen algo de scrap. Ni por asomo he encontrado todo lo que vi allí: sellos de características parecidas a los de Tim Holtz o 7gypsies, tintas “Crafters” para ropa y para varios materiales y mucho de Colorbox (tintas que probé allí y son bastante buenas -no aceitosas-)

Si os dais cuenta, en la foto de las tintas de AladinE y Colorbox, en la segunda leja, hay tintas de color blanco. Son las tintas para embossing y marcas de agua. Cuando volví al puesto para comprar ya los materiales que quería, apenas quedaban. ¡Volaron!, ¡corrieron como la pólvora! De hecho, cogí un inkpad de efecto perlado porque ya no habían pads grandes de efecto normal (tampoco me supuso un trauma jajajaja).

Prácticamente a la hora de abrir el recinto, los talleres empezaron a moverse y siguieron durante todo el día ininterrumpidamente. Talleres de Scrap, cupcakes, pasta polimérica, bordado, bordado a máquina, patchwork, goma eva… ¡de todo!

Nosotros tuvimos a la una en punto, el taller de “Iniciación al Scrap” impartido por Cristina Ruíz de Pepa Paper. La verdad es que me apresuré a coger plaza porque una amiga de hobbie y paisana, Fina, me dijo que las plazas estaban muy cotizadas. No me lo pensé y quise pasar en la feria un ratillo divertido así que, reservé dos.
El taller consistía en decorar un cuaderno de tapa “virgen” usando troqueladoras, y pegamento en cinta a parte de, aprender a usar la Big Shot (la aconsejo). Al comenzar, Cristina repartió unos sobrecitos y tres papeles: uno estampado de doble cara, un papel completamente liso de color amarillo, otro translúcido del mismo color. El sobrecito tenía: una cinta verde de encaje, dos embellecedores de madera forrados de tela adhesiva y una cinta de papel translúcido con la palabra “Springthings”. A partir de ahí, y con las indicaciones que nos dieron, fuimos recortando los papeles, y pegando a nuestro gusto. ¡Creamos blocs chulísimos!
He de decir que me lo pasé pipa, aprendí algunos trucos más para scrap y encima, ver a mi novio haciendo recortes de papel de doble cara era una auténtica oportunidad. También he de señalar que Cristina se portó de maravilla, fue muy agradable, cómplice y extraordinaria. Ella misma me atendió horas antes cuando fui a comprar mogollón de cosas en Pepa Paper. ¡Estupenda!

Pues ésto fue lo que vi e hice en Creativa Valencia 2013 durante la mañana del día 20. Espero que os haya gustado porque el Lunes vuelvo con la segunda parte y os enseño las cositas que me compré, que no son pocas.

Saludos pistachines a todos y buen fin de semana! ^__^