Publicado el

Hojarasca de Otoño

¡Hola, holita Pistachers!

Nos encanta el otoño. Para nosotros es la mejor época del año porque comienzan el fresquito y las tardes libres de sofá, mantita y peli (o scrap… ¡ooooh, sí, scrap!).

Esta época nos acerca al inicio de un nuevo año, en el que todo vuelve a empezar y la naturaleza se va apagando para dar paso al letargo del invierno. Por ejemplo en los árboles, cuyas hojas marrones y amarillentas caen para forrar el suelo de las calles de hojarasca crujiente.

La hojarasca es un icono universal del otoño y por eso el proyecto que os queremos enseñar hoy va en relación con esas hojas y con lo que significa el otoño para Wachi Pistachi.

El otoño nos advierte del fin de un año y nos prepara para el siguiente en el que todo vuelve a empezar.

Siguiendo el resultado de la encuesta que hicimos en el Stories de nuestro Instagram, escogimos la colección “Miel y Canela” de Toga París para decorar unos marcos de papel elaborados con la Silhouette por cortesía de Lori Whitlock. Nos ha parecido una elección súper acertada, porque los colores, los diseños de los papeles y lo divertido de los complementos va mucho con nuestra filosofía de trabajo. ¡Y los zorretes son un amor!

Tal y como nos preguntábamos al final de la foto de Instagram, ¿Qué haremos con ellos? Pues bien, como nos gusta tanto el otoño hemos querido condensar su significado en tres palabras que, además, hicimos en español con la plotter de corte y con el mismo papel que usamos para el exterior de los marcos.

Otoño es sinónimo de lluvia, té y castañas.

Para nosotros, el otoño se puede resumir con esas tres ideas. En Cartagena, nuestra ciudad natal, el otoño significa el comienzo de la época de lluvias, días extraños en los que puede hacer un solete muy agradable por la mañana y empezar a encapotarse a la tarde sin previo aviso. No son lluvias fuertes ni largas, sino pequeños chaparrones que limpian la atmósfera e invitan a quedarse en casa mirando las calles desde la ventana con una buena taza de té calentito en las manos. Y es que ¡nos encanta el té! En casa tenemos una pequeña alacena llena de infusiones y de botes con tés naturales que compramos en tiendas de especias, herbolarios o mercados medievales. No hay nada como hervir un poco de agua, poner tu mezcla de hierbas favorita en el infusor y esperar a que se haga la magia. ¿Y las castañas? Eso forma parte de nuestra infancia, de los buenos recuerdos de cuando éramos niños. Caminando por la calle con la abuela, de camino al centro, con un paquete de castañas en la mano y una sonrisa enorme en la cara. ¡Qué sencillo parecía todo entonces!

Gracias a nuestra Silhouette y la Frame Punch Board de We R Memory Keepers, hemos podido personalizar los marcos con papeles de la colección que más contraste hacían con los papeles básicos de Elena Roche.

Gracias a la magnífica y siempre útil cinta de doble cara, forramos los marcos con los papeles elegidos para que quedara el exterior estampado y el interior, o fondo del marco, con el color original de la estructura.

¿Sabéis que los chipboard son vuestros mejores amigos?

Pues sí, porque con ellos podéis añadir piezas de relieve a vuestros proyectos, ya sean en layout, álbumes o portadas o, como en este caso, para proyectos en 3D. ¡Viva el 3D!

Y siempre que podemos, como nos gustan tanto los adornos naturales, añadimos pelo de coco, otro gran aliado de la decoración, que nos servirá también para ocultar algún defectillo. Bonito y socorrido a partes iguales.

¡Nos encantan nuestros marcos en la pared! Le da como un toque más hogareño y cálido a nuestra casa, ¿no creéis?

Esperamos veros pronto en la siguiente entrada del blog.

¡Besitos pistacheros!

Deja un comentario