Publicado el

Álbum vertical «Raíces»

Raíces

¡Hola Pistachines!

¿Qué tal lleváis la entrada de año? ¡Nosotros bien! ¡Muy bien! ¡Mirando hacia el futuro preparados para todo lo que está por venir! ¿Y qué mejor forma de ver hacia dónde queremos ir que sabiendo de dónde venimos?

Hoy os queremos enseñar una idea de álbum de fotos muy especial -en formato vertical- usando una de las mejores colecciones del mundo mundial de la mano de Toga París: Cabinet de Curiosité.

Stack Cabinet de Curiosite

Mientras iba trabajando en este álbum fue naciendo poco a poco la entrada de «Creando Recuerdos« que ya os enseñamos. Fue un momento muy especial y muy bonito, aún cuando nuestras circunstancias eran tristes. Ahí fue cuando me di cuenta de que las fotografías son muy importantes porque congelan los recuerdos en pequeños instantes que podemos visitar una y otra vez sin perder nada de su esencia.

Para este álbum Raíces quería romper un poco con mi tónica habitual y no usar papeles oscuros, ni grunge, ni steampunk pero sí de estilo vintage. La colección Cabinet de Curiosité de Toga fue la perfecta elegida: estampados suaves y elegantes, gama de colores pastel, con diseños de insectos, aves, imágenes botánicas y ornamentales… Todo muy shabby chic.


« 💡 » 

Lo primero que hice fue seleccionar los papeles que iba a usar, y como los papeles de los Bloc Decó de Toga son de una sola cara y de 140 gr., los pegué entre sí con cinta de doble cara para darle consistencia y gramaje similar al de un papel estándar de scrap. Aquí hay que ser cuidadosa para que las esquinas queden bien alineadas y no se tuerzan los papeles al pegarlos.

En base al tamaño de las hojas del bloc decó (15 x 20 cms.), hice la estructura en cartón gris: dos piezas de 16 x 21 cms., y una pequeña de 16 x 6 cms. que pegué entre sí con una cinta de tela de lino resistente (¡qué me encanta a mí el lino!) y un un buen adhesivo de encuadernar (La importancia de usar un buen adhesivo la aprendí en los talleres de Carrot Cake a los que asistimos en el Creativa 2016 ¡100% recomendables!). Cuando secó bien,  forré la estructura con papel básico de Elena Roche.

Usé los brads y los die-cuts de la misma colección añadiéndolos al álbum con unas gotitas de glossy acents y colocándolos alrededor de las imágenes para crear un efecto marco.
Además, le puse mi toque personal con un montón de elementos naturales: plumas, piel de naranja, hojas secas, ramas, conchas, caracolas y arena de playa. Me encantan este tipo de adornos porque, en contra de lo que se pueda pensar, es muy sencillo trabajarlos y son muy, muy agradecidos. ¡Además quedan genial!

Otra idea que comparto (imagen de abajo), es la que apliqué en esta página haciendo una especie de cordel de algodón simulando una red de pesca y queriéndole dar esencia a mar y playa con conchas, arena y textura en el fondo con un stencil de conchas.

Nerja

¡Oh sí, se me olvidaba! En este álbum introduje una novedad que anteriormente no había utilizado y tenía muchísimas ganas de aplicar:

El relato corto o microrrelato.

Al igual que hacemos scrapbooking para crear recuerdos y escribimos los momentos que hemos vivido en las fotografías, yo he querido -ya que me encanta escribir- recordar a mis familiares a través de microrrelatos que envuelvan esos recuerdos de una forma poética y delicada. Un recuerdo hecho verso

Cada página es única y especial, recordando a mis abuelos maternos, paternos y a mis padres. Las raíces de las que venimos y que no deben de olvidarse nunca.

Esperamos que os haya gustado esta entrada tan significativa para nosotros. Os animamos a que escribáis también vuestros recuerdos en forma de poema, relato o cuento.

¡Besines Pistachines!

 

Materiales

Publicado el

Creando Recuerdos

Creando recuerdos

¡Saludos, Pistacheros!

Este va a ser un post algo diferente a lo que os tenemos acostumbrados y muy, muy personal. Os voy a hablar de algo muy importante que me ocurrió hace unos meses, con el corazón en la mano y los ojos húmedos. Supongo que con lo que os voy a contar, muchas os vais a sentir identificadas o pensáis lo mismo que yo. Sinceramente, espero que así sea. Mi idea en esta entrada es contaros cómo de importante es para mi crear recuerdos con el scrapbook. 

Recopilación de fotografías antiguas

Hace ya unos meses que falleció un familiar especialmente importante para mí: mi querida abuela Lola, la persona por la que me pusieron mi nombre y que ha sido una segunda madre para mi. Resulta que estuve -y estoy- atrapada en un sentimiento contradictorio entre la alegría y la tristeza porque aunque se nos fue, lo hizo después de una vida muy larga y, aunque dura, muy feliz. Estoy en un estado de paz y de incertidumbre pero, sobre todo, sumergida un periodo de recreación de constantes recuerdos. Además los estoy intentando crear a velocidad frenética; vamos, estoy recopilando fotos de su vida y de mi vida con ella, y cuantas más, mejor, para poder hacer todos los álbumes, layout y virguerías de papel posibles, habidos y por haber.

Creemos que nuestros seres queridos van a vivir para siempre. A veces, cuando pasamos el tiempo con ellos, no lo valoramos como debería valorarse, o quizás sí y por ello hacemos fotos, para mantenerlos siempre en el recuerdo, momentos atrapados en el ámbar de las imágenes. En cualquier caso, cuando se van y dejan el vacío en nosotros, queremos tenerlos constantemente cerca. Día tras día. Por eso, el scrapbook tiene un valor muy especial al margen de la elaboración manual de álbumes u objetos, de la creatividad o de la artesanía.

Es sentimentalismo puro y duro.

Recopilando fotos para un mini álbum

Y todo esto me ha venido a la mente porque el otro día quise buscar fotos de mi abuela en un disco duro de cuando era adolescente y me encontré con que el «bicho» no funcionaba. No quería dejarme ver qué fotos conservaba desde hacía tanto tiempo. Me vino el pensamiento de que está muy bien esto de la tecnología, de tener las fotos en formato digital porque… ¿y si hay un incendio en casa? Pero ahora me encuentro en la tesitura de que puede que el disco duro tuviera fotos de mi abuela y es posible que no las pueda recuperar. Lo suyo habría sido imprimirlas y haber hecho un álbum para tenerlo siempre en casa y recordarla como se merece, con amor.
Lo que os quiero decir es que no dejéis de lado la tradicional fotografía para recordar a nuestros seres queridos. Animaos, imprimir vuestras fotos y crear algo bonito, desde el corazón y para que siempre os ayude a recordar, a contar vuestras historias y vivencias.

El scrapbook es esencialmente eso mismo: una forma de contar historias y cuentos, es revivir momentos una y otra vez y es también amar, ¿por qué no?

Por eso, me despido con esta reflexión::  El scrapbook es un cofre del tesoro para la memoria.

Gracias por leer mis sensiblerías y ¡A soplar dientes de león!

¡Besicos, amorcicos!

Publicado el

Vlog: ¿Qué está pasando en Wachi Pistachi?

Vlog001 Wachi Pistachi

¡Hooooola pistacheros!

¡Cuánto tiempo sin veros! Casi parecía que habíamos desaparecido ¿Eh?… ¡Pero no! Solo estábamos poniendo en orden Wachi Pistachi para poder dar lo máximo aquí, con vosotros. Porque si, sin vosotros, todo este proyecto no sería nada… ¡Gracias por vuestra paciencia y por seguir siguiéndonos! ; P

Sí, lo sabemos, llevamos desde el Salón del Manga sin apenas dar señales de vida y eso tiene un porqué. La vida, tal cual, da muchas vueltas y nunca se puede decir hacia dónde te va a llevar. Esta vez nos ha tocado a nosotros, o a mí (¡Soy Lola aquí escribiendo al otro lado de la pantalla!), dar una vuelta que llevaba mucho tiempo esperando, una de esas oportunidades que no se pueden dejar pasar.

Pero, ¿sabéis qué?,  mejor os lo cuento en vivo en nuestro primer Vlog del canal de Youtube. ¿Estáis listos?

¡Luces! ¡Cámara! ¡Acción!

Publicado el

Reinas de Bastos todos los días

Hoy querría hacer un oportuno «remember» de un trabajo que hice hace unos meses y que tiene un significado -transcedental- para mí. Se trata de una layout llamado «Reina de Bastos» que, al menos a mí me hace sentir cómoda y contenta un día como hoy (sin polémicas de ningún tipo xD)

Layout "Reina de Bastos"
**Reina de Bastos: «representa a una mujer independiente, cálida, de confianza, piadosa, de carácter fuerte y ágil/buena en los negocios  -entres otras cualidades-.»

Pero no querría que se quedara sólo en lo que «representa para mí». Hoy quiero reconocerles todo el mérito del mundo a las mujeres que se lanzan al ruedo sin pensar o pensando, con valentía, en cualquier tipo de RETO o empresa sea cual sean sus características, a todas mis compañeras de hobbie, negocio, vida y vivencias. Por supuesto, como dedicatoria a todas aquellas (como nuestra Clara Campoamor) que, de verdad, lucharon por una igualdad entre hombres y mujeres, a pesar de las adversidades.

Sin embargo, no sería yo misma ni me sentiría completa sin reconocerle mérito también a los hombres -tal y como ha dicho Maruta de TuttiConfetti– que nos ayudan a las mujeres a seguir adelante y a que se nos reconozca esa igualdad, con hechos, actitudes y apoyo.

¡Que todos los días sean 8 de Marzo! ♥

Licencia de Creative Commons
Este trabajo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

**Para conocer de primera mano nuestras novedades y nuestros trabajos:

[wysija_form id=»1″]
Publicado el

Llamada a la creatividad (Parte.1)

«Jelou»!!!

Veréis, a mí esto de los «DT call» me ha sonado siempre -siempre desde la primera vez que lo oí hace unos años- a la «Llamada de los Superhéroes» o sea, a Batman. Sí, qué le voy a hacer, es lo que tiene tener un novio adicto a los cómics, partidas de rol y libros de superhéroes y  amigos que le siguen el paso (os lo dice una que desde niña ha sido megafan de «Estrella de Fuego« y «Poison Ivy«). Todo correcto y en orden XD

Pero efectivamente, una «DT Call» suena como a lo que es…una «Llamada a la creatividad». Llamada de los fabricantes de scrap/papercrafting/mix-media/»whatever» a sus fans incondicionales -y artistas- a ser parte de su equipo de diseño. Que un fabricante o marca de estas características te seleccione para que formes, durante un año, parte de su equipo creativo es algo así como el colmo del honor creativo. Si tienes unos objetivos claros y unas metas objetivas, te puede llevar y abrir puertas. Y no, no exagero.

Para seros sincera, siempre he querido optar a ser parte de un equipo creativo y mis expectativas han estado puestas sobre, como yo prefiero llamarlo, CONVOCATORIAS internacionales, aunque sólo en una ocasión me presenté a una nacional. Pues bien, después de bastante tiempo diciendo lo de «quiero y no puedo» me he aburrido de mi tristeza y me he presentado a éste:

Mixed media place
Mixed Media Place es una tienda on-line Polaca que descubrí gracias a la preciosa Finnabair y cuyo estilo es muchísisisisisimo más afín al mío que cualquier otra marca, incluso que Graphic 45. De hecho, cuando le enseñé la convocatoria a Antonio me dijo: «Participa sin pensarlo porque esto es lo tuyo.» Y ahí que me metí de lleno, sin frenos.

Aquí viene la chichica.

El primer proyecto de los cuatro que he presentado (la convocatoria finalizó ayer día 11) fue el «Libro Espejo» o «Wiccan Steampunk Journal» que realicé hace unos meses.

Mirror Book (tamaño pequeño)

Por resumir, voy a hacer una especie de ficha técnica:

PRESENTACIÓN: La propuesta de este trabajo ha sido porque me parece atractivo. No he visto muchas cosas que mezclen la temática pagana y steampunk a la vez y la verdad es que me parece, artísticamente hablando, un reto.
ELABORACIÓN: Los elementos decorativos son planos y el fondo es de elaboración simple, sin apenas capas o, en caso de verlo así, con una sola capa con pasta de modelar y una capa de embellecedores. Excepción de piñicas y pelo de coco que hacen relieve.
DIFICULTAD: Baja.

Y para no enrollaros más, aquí se termina la primera parte. Lo molón, molón va a venir en los siguientes. Que ya de paso, quiero decir que tengo pensado hacer varios tipos de formatos según el proyecto que vaya a presentar. Me viene bien para practicarlos y para saber qué se me da mejor (Paso a paso, vídeo explicativo, la vida contemplativa…). También he decidido traducir el resto de trabajos, pero no lo voy a hacer como hasta ahora (dos posts) si no en uno, que me resulta más cómodo 😉

Ahora ya, sí que sí. ¿Nos vemos en el siguiente post? Espero que sí…»Llamada a la creatividad (Parte 2)» seguro que os molará.

¡Besitos! :*

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Publicado el

La evolución. El «antes» y «después».

He terminado, editado y presentado los trabajos que tenía pendientes esta semana. De prisa y corriendo escribo este artículo, a la 1:45 de la noche porque siento que de alguna manera tengo que dejar constancia de lo que me he dado cuenta hoy antes de que pase más tiempo y se pierda la «novedad».

Al finalizar el último trabajo, del que casi me emociono de lo bien que me he sentido, he recordado que ese mismo objeto ya lo había «personalizado» hace varios años -cuando empezaba con el scrap, el DIY, el craft…- para un concurso de washi tapes.

-¡Ostras! Que ya había hecho algo con él.- he pensado.

Y de repente. ¡PUM! Flashback. La imagen de la cutrez que hice en el 2012 impacta en mi mente. Me dice Antonio seguidamente: «Nena, resulta que has evolucionado».
Y es que la palabra «evolución» está tan patente en todo, es tan universal y real que a veces no nos damos cuenta de que ocurre y de que mejoramos en un chasquido de dedos. Y es tan, tan bueno… o al menos a mí me lo parece. No sé, es una sensación muy auténtica en la que se te escapa un «Hualaaaa» sin querer.

La evolución – a veces- es una escalera hacia arriba en la que cada escalón es una mejora. Para que sepáis gráficamente de qué hablo, os dejo cómo eran mis cutres-trabajicos en el 2012 y como es, el mismo objeto, ahora (terminado apenas unas horas)

Ahora, ¡a descansar! Cuando leáis ésto, será posiblemente de día, así que…Weee ¡Feliz Miércoles! XD

¡Besetes regordetes para todos!♣

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.