Publicado el

Tren de vida

“Un día me dijiste: “Hoy no, mi vejez no me hace soportar el olor a carburante. Me marea”.
Veíamos los trenes salir de la estación desde la ventana de tu casa. Dejé de cogerte la mano para pasear cerca de las vías y de sentir cómo la locomotora se acercaba con estruendo, como si nos fuera a aplastar.
Tu tren llegó, te bajaste y te quedaste contemplando tus años de vejez mientras nosotros, sin que te quisieras dar cuenta, subíamos y bajamos, y hasta nos despedíamos en el andén. Y aún nos despedimos de los segundos que te quedan, y celebramos la vida que aún tienes que vivir”
-A mi abuelica-

En el mes de Abril me puse manos a la obra con un encargo que me pidieron sobre temática del ferrocarril. Otro nuevo encargo sobre un tema que me encanta, que me trae muchísimos recuerdos y que, además, pude adaptar -nuevamente- a mi estilo.

Este ha sido un proyecto en el que he, a raíz del diseño, que fui desarrollando poco a poco, he creado un nuevo die-cut mezclando letras y formas básicas con la única inspiración de Victor Beltrí, arquitecto y “padre” de la Cartagena Modernista y bella que podemos ver hoy en día.

Marco final
*Si tenéis Silhouette, podéis ver el artículo que escribí, aquí

La persona que iba a recibir el regalo trabaja en una empresa de ferrocarril, por lo que me indicaron que, “lleva el ferrocarril en las venas”. De ahí, acudir de nuevo al estilo vintage, que suele evocar recuerdos y nostalgia.

Quise añadirle algunos detalles que antes no había usado, me refiero a detalles que eran míos personales. Por eso, me fui al anticuario a conseguir vagones o locomotoras de trenes antiguos. Conseguí el de la imagen, que además tenía un color rojo feísimo y que pude arreglar con un poquillo de pintura y una textura sencilla. Más a parte, añadí unos carteles vintage de Echo Park Paper en colabración con Graphic 45 que venían como anillo al dedo y que podía simular una estación de tren antigua.

Interior completo

Después de hacer las mezclas para el tinte y conseguir el color adecuado (al igual que hice con el tren de la portada), coloqué el marco de cartón prensado a ambos lados del interior de la caja “et voilá”!!!. Un baúl para guardar recuerdos o fotografías.

Espero que os haya gustado y que os animéis a dejarme un comentario sobre qué os ha parecido.

Hasta prontito!! ^_^

materiales

Licencia de Creative Commons
Este trabajo, así como el microrrelato, están bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Deja un comentario