Publicado el

No es pegamento todo lo que reluce

De nuevo vengo a contaros noticias sobre la relación entre mi Cameo y yo. Antes de nada, os pido disculpas por la calidad de las fotos, conforme me van pasando cosas les voy sacando fotos con el móvil y escribo el post lo más rápido posible para que no se me pierda detalle.

Tengo dos planchas de corte más el mat de Pixscan. Ésta última me lleva durando medio año ya sin haberla “refrescado” pero las otras dos llevan, cada una, un par de pasadas de pegamento reposicionable en spray. Yo uso el de Ghiant. Bueno, lo HE USADO, hasta ahora. Nos hemos peleado y creo saber por qué.

En todas las limpiezas de la plancha de corte, he seguido el mismo procedimiento: Acetona/alcohol y una pasadica de agua templata con jabón y un estropajo. Sin embargo, en éstos días he comprobado que, o no lo limpiaba en profundidad o había algo que no estaba haciendo bien.
Ayer, hice una limpieza de ambos mats, siguiendo el procedimiento habitual. Nada. Un pegamento reblandecido que pegaba pero a los cinco minutos, se secaba y dejaba de tener efecto. “¿Qué narices pasa?” -me pregunté. Vuelvo a darle otra pasada de limpieza, ésta vez con alcohol. Tampoco.
En este momento, mi novio se da cuenta de que el pegamento sale a tiras; tiras que están cortadas según los cortes que he realizado en los proyectos. ¡Telita! 🙁

Dándole vueltas al coco, otra opción que se me ocurrió fue EL AGUARRÁS. ¡Olé! Y el caso es que, ¡funcionó!. Os dejo los pasos que he seguido:

PASO 1: Este es un proceso que lleva un tiempo porque yo dejé el producto un par de horas para que se reblandeciera el pegamento, siendo el resultado el mejor que he tenido hasta ahora.

Dos horas de aguarrás
Dos horas de aguarrás

*Nota SÚPERIMPORTANTE: Muchísimo cuidado cómo tratáis aquí el aguarrás, ya no sólo por su nocividad al inhalar y a la piel si no porque, el pegamento que está menos deshecho -pero reblandecido- se os queda en los dedos y pega mucho. Hubo un momento en que se me pegaron dos dedos y fue doloroso intentar despegarlos. Yo hice todo el proceso sin guantes (ésto ya de base no se puede hacer) pero de otra manera resulta molesto limpiar el mat.

PASO 2: Con una espátula -más un poco de paciencia- rasqué todo el material residual. Si no tenéis espátula, una herramienta parecida; yo usé la mía con la que hago mix-media. En realidad da igual, pero mejor que sea metálica.

PASO 3: Y después, un buen frote de jabón y agua templada. El resultado quedó con residuos porque hice muchísimas pruebas fallidas antes y hay restos de pegamento por los bordes. Pero de verdad, ME funciona. Y estoy contenta. Lista para ponerle una capita de pegamento en rollo.

 

Resultado final
Resultado final

Por cierto, creo que vi compañeras con dudas sobre el rollo de pegamento reposicionable que sacó Ploterallia hace poco. He estado buscando el comentario en el grupo de Facebook pero no he conseguido encontrar a la persona que lo preguntó. Entonces, el pegamento permanente es el del protector blanco y la parte reposicionable va donde el protector de cuadritos, que va a hacia arriba cuando colocas el material a la plancha de corte.

Como siempre digo, ésta es mi experiencia personal. Si os funciona la acetona, pues seguís con ella igual que con otros productos que os valgan. A mí no me ha funcionado ningún otro medio y por eso he buscado otras alternativas.

Espero sinceramente que os pueda ayudar en caso de dudas o problemillas, que con la Cameo, surgen muchos ^_^

Un besito a tod@s!

 

Deja un comentario