Publicado el

La evolución. El “antes” y “después”.

He terminado, editado y presentado los trabajos que tenía pendientes esta semana. De prisa y corriendo escribo este artículo, a la 1:45 de la noche porque siento que de alguna manera tengo que dejar constancia de lo que me he dado cuenta hoy antes de que pase más tiempo y se pierda la “novedad”.

Al finalizar el último trabajo, del que casi me emociono de lo bien que me he sentido, he recordado que ese mismo objeto ya lo había “personalizado” hace varios años -cuando empezaba con el scrap, el DIY, el craft…- para un concurso de washi tapes.

-¡Ostras! Que ya había hecho algo con él.- he pensado.

Y de repente. ¡PUM! Flashback. La imagen de la cutrez que hice en el 2012 impacta en mi mente. Me dice Antonio seguidamente: “Nena, resulta que has evolucionado”.
Y es que la palabra “evolución” está tan patente en todo, es tan universal y real que a veces no nos damos cuenta de que ocurre y de que mejoramos en un chasquido de dedos. Y es tan, tan bueno… o al menos a mí me lo parece. No sé, es una sensación muy auténtica en la que se te escapa un “Hualaaaa” sin querer.

La evolución – a veces- es una escalera hacia arriba en la que cada escalón es una mejora. Para que sepáis gráficamente de qué hablo, os dejo cómo eran mis cutres-trabajicos en el 2012 y como es, el mismo objeto, ahora (terminado apenas unas horas)

Ahora, ¡a descansar! Cuando leáis ésto, será posiblemente de día, así que…Weee ¡Feliz Miércoles! XD

¡Besetes regordetes para todos!♣

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

2 comentarios en “La evolución. El “antes” y “después”.

  1. Desde luego la evolución es patente!!! Me pasa lo mismo con mis cuadros, jiji

    1. ¡Desde luego tus cuadros son pura maravilla! Los cuadros de los árboles los que más me gustan <3.

      Muchas Gracias Cris por tus palabras. Besitos!!

Deja un comentario